Alimentos prohibidos en el embarazo: Alimentación en el embarazo
alimentos prohibidos en el embarazo

Alimentos prohibidos en el embarazo

Durante el embarazo, las típicas frases del “a partir de ahora tienes que hacer esto… “a partir de ahora tienes que hacer lo otro…”… son una constante vital. Nosotros creemos que es importante saber el porqué se retiran alimentos, el riesgo que existe si se consumen y las dosis máximas permitidas. En este artículo os hablaremos de los alimentos prohibidos en el embarazo, los alimentos de los que debemos controlar la cantidad, el riesgo de consumir algunos tipos y las causas.

alimentos prohibidos en el embarazo

Por regla general los alimentos prohibidos en el embarazo son los alimentos crudos; como las carnes, embutido, algunos pescados y mariscos, leche cruda y algunos quesos, y los vegetales procedentes de la tierra sin lavar bien. Os ampliamos información y contamos el porqué

¿Por qué no se pueden comer crudos durante el embarazo?

Los alimentos sin cocinar siempre tienen un pequeño riesgo para el ser humano. Sin embargo, durante el embarazo el riesgo se eleva gravemente, por la exposición del feto a la alimentación de la madre. Son alimentos prohibidos en el embarazo, a no ser que se cocinen a altas temperaturas.

Por un lado tenemos la Toxoplasmosis, enfermedad transmitida por una bacteria bastante resistente a las bajas temperaturas, solo afectándola con temperaturas por debajo de los -40ºC o con un nivel de cocción bastante elevado. De ahí que esté prohibido la ingesta de productos frescos procedentes de la tierra sin una previa limpieza minuciosa.

Para prevenir la TOXOPLASMOSIS en los alimentos en el embarazo

Evitar carnes poco hechas o crudas, embutidos curados sin cocción (jamón serrano, chorizo, lomo etc) Al igual que los vegetales que se toman crudos sin pelar en ensalada, sobre todo, aquellos recogidos de la huerta o manchados de tierra. Estos vegetales podrían ingerirse pero con precaución; tanto cocinándose a un nivel de cocción elevado como lavando muy bien las hojas de los vegetales o pelándolos después de lavarlos.

Y con seguridad sería válida su ingesta tras una congelación entre -40 y -60ºC, temperatura por la que el parásito deja de ser resistente. La mayoría de los frigoríficos domésticos congelan hasta -20ºC, por lo que cogelarlos en casa no es opción ☹️

Para prevenir la LISTERIOSIS en el embarazo

Por otro lado tenemos la Listeriosis, la probabilidad de riesgo de esta enfermedad es 20 veces mayor en embarazadas y su infección podría ocasionar daños graves para los bebés, ya que esta bacteria atraviesa la placenta. Por eso se aconseja evitar alimentos en mal estado de conservación o que hayan perdido la cadena del frío. Debemos estar muy atentos a las fechas de caducidad y ser meticulosos con la limpieza, tanto de los alimentos frescos como de los utensilios de cocina.

❄️Mantener la nevera por debajo de los 4º es otra buena práctica, y lavarse bien las manos con agua caliente y jabón después de manipular alimentos crudos.

🥪 Evitad las ensaladas o vegetales precocinados si tenemos la más mínima duda de que no se haya mantenido la cadena de frío.

🐟 Evitad los pescados y mariscos crudos ahumados (salmón, trucha, bacalao, atún, caballa…) ni derivados cárnicos crudos, tales como salchichas frankfurt, patés no enlatados. Solo los podríamos comer cocinando muy bien todos los alimentos. 

🧀 En cuanto a los quesos, por su menor acidez y humedad, son un medio ideal para el cultivo de dicha bacteria. Por eso es conveniente evitar los blandos, tipo feta, brie, camembert, chevré; los de pasta enmohecida o con vetas azules tales como, roquefort, gorgonzola o cabrales, y consumir quesos más curados y siempre quesos que provengan de leche pasteurizada. Al igual que la leche cruda, sin pasteurizar, como las leches que provienen directamente del animal son alimentos prohibidos en el embarazo. Normalmente en los supermercados este tipo de leche no las encontramos en los estantes, la mayoría de las leches comercializadas en España pasan por el proceso de pasteurización o esterilización.

Los quesos sin riesgo son los duros (cheddar y mozzarella), pasteurizados para untar o cremosos, además del requesón y yogur. De ser blando deben estar hechos con leche pasteurizada, o fabricados con procesos térmicos similares, que maten dicha bacteria.

Para prevenir la SALMONELOSIS en el embarazo

En alguna ocasión habréis escuchado la retirada del huevo de la dieta de una embarazada, esto no es del todo correcto, la única forma en la que el huevo no está recomendado en una gestante es crudo, por el riesgo de salmonelosis. En el resto de sus combinaciones y formas de cocinarlo está permitido. Evitad mayonesas caseras, salsas que incorporen huevo crudo, etc… Aun así, esta enfermedad solo afectaría al bebé indirectamente, tan solo en el caso de producir en la madre una grave deshidratación.

alimentos prohibidos en el embarazo

Guarda esta imagen en tu móvil y consúltala cuando quieras

Otros alimentos prohibidos en el embarazo (o que hay que reducir la dosis)

Finalmente nos encontramos con sustancias como la cafeína o el alcohol, que si ya de por sí son perjudiciales para cualquier periodo de edad, más aún en embarazadas.

☕ La cafeína es una sustancia que se absorbe rápidamente y atraviesa la placenta llegando al feto, cuyo metabolismo es incapaz de sintetizar, por lo que un exceso aumenta el riesgo de nacer con bajo peso, problemas cardíacos, diabetes…incluso provocar un aborto espontáneo. 

Por tanto, la ingesta diaria recomendada en el embarazo sería menor de 200 mg/día, para reducir el riesgo de estas consecuencias. Según la página oficial de Coca-Cola, la cantidad de cafeína en 250 mililitros es aproximadamente 24 mg. Pero cuidado, porque el té, chocolate o algunos medicamentos para los resfriados también contienen cafeína. Una taza de café mediana de cafetera contiene entre 100 y 150 mg de cafeína. Es cierto que el café instantáneo, contiene menos, entre 50 y 100 mg. Atención al descafeinado que puede sumar entre 4 y 8 mg ⚠️

🍹 Y en cuanto al alcohol, hasta una mínima cantidad puede afectar negativamente en el desarrollo cerebral del bebé. Puede provocar riesgo de aborto, síndrome de alcoholismo fetal (cuyas consecuencias pueden ser deformidades faciales, defectos cardíacos y/o retrasos madurativos) o incluso la muerte del bebé. Hay que retirarlo completamente durante el embarazo.

alimentos prohibidos en el embarazo

Guarda esta imagen en tu móvil y consúltala cuando quieras

Alimentos que creemos prohibidos pero que NO lo son.

Tenemos la creencia que los patés, durante el embarazo no podemos comerlos. Sin embargo, los procedentes de hígado de oca o de pato no tienen riesgo de transmitir la toxoplasmosis ya que se trata de aves, y suelen pasar serios controles contra la listeriosis. En el caso del hígado de cerdo tampoco ya que están cocinados previamente.

El huevo, como hemos comentado antes, se puede comer, siempre mejor si está bien cocinado.

El pescado no está prohibido, sino que además está recomendado por todos los beneficios que aporta, simplemente hay que tener en cuenta determinadas consideraciones:

  • Evitar comerlo crudo (sushi): A pesar de que a partir de 2006 existe una ley que obliga a los restaurantes a congelar los pescados por debajo de -20ºC para evitar el anisakis, a veces las condiciones de algunos restaurantes de comida rápida son algo laxas con respecto a la normativa alimentaria y la cadena del frío desgraciadamente podría no cumplirse. Lo ideal es no consumirlo, a no ser que conozcamos bien el sitio y sepamos que cumplen rigurosamente con esta normativa.
  • Evitar ciertos pescados con alto contenido en mercurio (sobre todo, peces grandes tipo pez espada, tiburón, atún rojo y lucio).
alimentos prohibidos embarazo

Guarda esta imagen en tu móvil y consúltala cuando quieras

Esperamos que este artículo sobre alimentos prohibidos en el embarazo. Y como siempre, ante la duda, consulta a tu médico especialista.

¿Estáis esperando un bebé?

En Bebup podéis crear una Lista de Nacimiento Colaborativa y organizar la llegada de vuestro bebé

Anita tecuida

Anita tecuida

Aún no soy mami, pero tengo muchos peques a mi cargo!
Trabajo como enfermera pediátrica en el Hospital Infanta Sofia
Desde que finalicé la carrera, no he parado de formarme, sobre todo en las áreas de enfermería pediátrica, neonatos y urgencias pediátricas.
Además, soy formadora en una empresa dedicada a la inserción laboral.
Lo que más me gusta es poder ayudar a los padres y las madres con consejos sobre los bebés.
Anita tecuida
No Comments
Post a Comment