Cómo sonar la nariz de mi bebé: Los lavados nasales - Prepara la llegada de tu bebé

Cómo sonar la nariz de mi bebé: Los lavados nasales

Los lavados nasales o comúnmente llamados “sonarse los mocos” será una tarea que, dependiendo de la tendencia de nuestro bebé a acumular mucosidad, tendremos que hacer con más o menos frecuencia. Es algo que nuestr@s pequeñ@s no saben hacer por sí solos y de ahí que nosotr@s debamos ayudarles a sacar esos moquitos de sus pequeñas naricitas.

Previo a llevarlos a cabo necesitamos una serie de materiales:

  • Una jeringa de 2 o 5ml,
  • Suero fisiológico (sf)
  • Papel, gasas o toallitas, para secar y limpiar al pequeñ@.

El Sf podéis encontrarlo en diversas presentaciones (en monodosis, en botes o frascos de mayor o menor tamaño…)

Como se dice “cada maestrillo tiene su librillo” , en esta ocasión ocurre exactamente lo mismo. No hay reglas universales para los lavados nasales. Aquí os proponemos algunas técnicas que nos han ido muy bien en la Comunidad Bebup.

Fuente: Pixabay

¿Como se realizan los lavados nasales?

Podemos encontrarnos con dos situaciones; que depende tanto del tamaño de nuestro bebé y como de nuestra maestría:

Primera: Colocamos a nuestro bebé en decubito lateral (tumbado de lado) sujetándole las manos y la cabecita, o en de cubito supino (tumbado boca arriba) girando únicamente la cabecita. En esta postura el Sf se administra por la fosa nasal superior (por el agujero de la nariz que nos quede más arriba)
Después se le coloca en la posición contraria y realizamos la misma acción.

Segunda: Colocamos a nuestro bebé en posición de sedestacion (sentado) Sujetamos manos y cabecita para evitar algún movimiento brusco y poder realizar mejor la técnica. Luego se produce a la administración del Sf. En esta postura el orden de fosa nasal no importa, mientras la técnica se realice correctamente. Primero por una y a continuación la contraria.

Y aquí viene el paso más importante.

¿Cómo introducimos el suero fisiológico?

No hay que tener miedo, el niñ@ va a llorar porque se ve sujetado, privada su libertad de movimientos y una postura un tanto incómoda, pero si no se hace bien los mocos no saldrán de manera efectiva.
Es ahí cuando administramos el suero de una manera rápida y fuerte.

  • Si es con jeringa introduciendo bien ésta para que el suero no se salga.
  • Si es con una monodosis presionando bien y que no queden huecos para que no se salga el sf.

Si lo hacemos eficazmente los mocos saldrán por la fosa contraria (por el agujero inferior, si esta tumbado o por la fosa contraria si están sentados)

Cosas que puedan ocurrir

Fuente: Pixabay

Que encontremos resistencia. ¿Esto que quiere decir? Que nos encontremos frente a un tapón de mocos y por eso nos cuesta más introducir el suero. Por eso hay que realizar la técnica de una manera rápida y fuerte, sin miedo.

¿Existe riesgo de dañar al pequeño?

En alguna que otra ocasión podemos causar un leve daño en la zona externa de la nariz, que suele venir precedido por la irritación generada por el tiempo de la congestión, o el contacto prolongado con humedad o por sequedad, y provocar algún pequeño arañazo y un leve sangrado superficial y temporal.

¿Cuántas veces puedo hacerlo de una misma vez?

Dependiendo de la cantidad de mocos que tenga nuestro bebé. Deberíamos intentar no realizar más de dos por cada fosa nasal. A veces una tercera puede ser necesaria pero no tomarlo como costumbre. Tras la realización de la técnica hay que animarle a toser para que mueva secreciones. ¿Y cómo se hace esto último?
Aplicando pequeños golpecitos en su espalda, introduciendo una gasita en la boca para retirar los mocos o flemas que pueda tener y ayudar a toser, o cogerle boca abajo y darle un masajito en la espalda.

¿Cuándo se realizan los lavados nasales?

Si es muy bebé y está con lactancia materna o artificial siempre previo a las tomas, para que luego éstas las realice de manera más eficaz, sin atragantarse y respirando mejor.
Cuando son más mayores previos a las comidas también sientan bien, pero va más en función de las necesidades del pequeñ@.

¿Cuántas veces al día?

Si es necesario por cada toma o comida.
Si no tiene demasiados mocos alternar una comida si una no.

Hay que tener en cuenta que con esta técnica de lavados nasales le limpiamos los mocos a nuestr@s pequeñ@s pero también hidratamos y humedecemos la fosa nasal lo que, en parte, también provoca generar más mocos. Así que como conclusión hay que hacerlo según veamos a nuestro pequeñ@ pero sin pasarse, todo en su justa medida es lo correcto. Los expertos recomendamos no hacerlo más de 6 veces al día.

Anita tecuida

Anita tecuida

Aún no soy mami, pero tengo muchos peques a mi cargo!
Trabajo como enfermera pediátrica en el Hospital Infanta Sofia
Desde que finalicé la carrera, no he parado de formarme, sobre todo en las áreas de enfermería pediátrica, neonatos y urgencias pediátricas.
Además, soy formadora en una empresa dedicada a la inserción laboral.
Lo que más me gusta es poder ayudar a los padres y las madres con consejos sobre los bebés.
Anita tecuida
9 Comments
  • Lidita Swan
    enero 26, 2018 at 10:55 am

    os lavados nasales son el monstruo para mi hija. En cuanto me ve con la pera y el suero me dice que no y llora. Y ahora porque lo tengo en alto pero antes, lo cogía y yo lo buscaba por todos lados y era ella que lo escondía hasta que un dia la pillamos y sabiamos porque desaparecia jajajaja

  • Alexandra Ortega
    enero 26, 2018 at 10:43 pm

    Sin duda, una técnica básica que descubres cuando eres madre o estás con niños! Nosotros con las monodosis no nos apañábamos y usamos rinomer en spray.

  • Mumuchiando
    enero 27, 2018 at 3:59 pm

    Fíjate que coincidencia que esta mañana a las 5:45 nos tuvimos que levantar para hacerle lavado nasal. Jjjj. Lo que pasa es que yo con jeringa no me he atrevido aún. Lo hago con rhinomer que me dijo la farmacéutica que iba genial. Sobre si producía mas mocos en contestó ella que no. Yo tenía entendido que si. A ver… Que te parece el uso del rhinomer?
    Un saludo!!!!

  • Papás casi primerizos (Lídia)
    enero 29, 2018 at 12:23 pm

    Qué bien explicado, en muchos grupos de Facebook se pregunta a veces por los lavados nasales, me parece un post súper útil!!

  • murcia foto
    febrero 23, 2019 at 12:23 am

    Las primeras veces da un montón de miedo, luego te acostumbras tú y se acostumbra el bebé. Muchas gracias por la info, ojalá la hubiera leído antes de tener a mi niña…

Post a Comment