¿Cuándo puede comer piña un bebé? La alimentación complementaria
¿Cuándo puede comer piña un bebé? alimentación complementaria e introducción gradual de los alimentos

¿Cuándo puede comer piña un bebé? Alimentación complementaria en bebés

¿Cuándo puede comer piña un bebé? ¿Y jamón de york? ¿debe dejar de tomar leche? ¿cuándo puede empezar a comer pan? En la alimentación complementaria, respecto a las recomendaciones de introducción de los alimentos, existen diferentes pautas y puntos de vista, en función de la asociación que las recomiende. Según la Sociedad Europea de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica (ESPGHAN) se recomienda no introducir ningún alimento complementario antes de las 17 semanas de vida, ya que capacidad fisiológica y neurológica del lactante aun no está desarrollada; y no retrasarla en ningún caso más allá de las 26 semanas. Además, la OMG recomienda la lactancia exclusiva los primeros 6 meses de vida. En este artículo vamos a centrarnos en las recomendaciones de la ESPGHAN, si bien es cierto que existen otras corrientes o pautas alternativas interesantes. La pauta que recomienda la ESPGHAN para la alimentación complementaria es la siguiente:

    • Introducir los alimentos de uno en uno, en pequeñas cantidades, con 1 ó 2 semanas de separación, para poder comprobar su tolerancia y si existen alergias.Alimentación complementaria. Consejos para introducir alimentos
    • ¿Cuánta leche debe tomar un bebé? Aunque se introduzcan nuevos alimentos, la leche sigue siendo el alimento principal del lactante en el segundo semestre de vida, con una cantidad mínima de 500 ml/día.

Alimentación complementaria. Qué cantidad de leche debe tomar un bebé

    • La comida triturada se debe dar con cuchara: no emplearse biberones, ni siquiera para los zumos, para evitar las caries del biberón. Además, es una buena forma de empezar a familiarizarse con distintas texturas, formas y sabores. Hay vajillas, hechas de bambú y maíz libres de tóxicos, que ayudan al bebé a empezar a reconocer sus instrumentos para comer, con bordes redondeados para facilitar su aprendizaje. A mi me gusta mucho ésta de Walking Moon para leones y leonas que se lo comen todo. 

Alimentación complementaria. Alimentos triturados no se deben tomar con biberón

  • Según la ESPGHAN, los alimentos deben ir triturados en un principio y luego ir aumentando a texturas más gruesas hasta el año de vida, dependiendo siempre del desarrollo del niño. Es entonces cuando podemos empezar a estimular su aprendizaje. Si nos decantamos por la introducción de la alimentación complementaria guiada por el bebé o Baby Led Weaning, podemos hacernos con un tapete o plato de silicona para ir separando los alimentos. Este con forma de Búho está libre de BPA, BPS, PVC y ftalatos y es apto para lavavajillas y microondas para así poder calentar la comida sin preocupaciones. Podemos completarlo con esta bandeja/babero super práctica, que evita que se ponga todo perdido cuando el bebé empieza a comer por sí mismo. Si os interesa el tema del descubrimiento guiado, os podría gustar este artículo sobre cómo aplicar el estilo Montessori en casa.
  • Se deben variar los componentes de las papillas, de los purés y de los platos en general, para estimular a los niños con diferentes olores y sabores.
  • Los alimentos envasados no se recomiendan (potitos de fruta, potitos de verduras) salvo en ocasiones puntuales. Siempre que se pueda, lo mejor es cocinarlos en casa. Un elemento muy útil son los robots de cocina para preparar alimentos del bebé. Su precio es más reducido que los robots de cocina normales y son muy prácticos para preparar varias comidas.
  • No usar azúcar, miel o cacao para endulzar, ni sal o especias para sazonar los alimentos antes del año. Tampoco es recomendable a partir del año, lo ideal es que el niño descubra los sabores auténticos de la comida sin alterarlos ni camuflarlos. 

Alimentación complementaria. No se debe introducir el azúcar hasta el año

  • Según las recomendaciones de la ESPGHAN en la alimentación complementaria, los cereales se introducirán añadiendo un cacito de 5 gramos por cada 100 cc de leche. Se irá espesando de forma gradual hasta tomar la consistencia propia de una papilla. El inicio de los cereales puede realizarse a los 4 meses e introducir los cereales con gluten entre el 4º y 7º mes parece, según estudios recientes, que puede reducir el riesgo de celiaquías. Desde mi experiencia, recomiendo no usar papillas industriales ni cereales en polvo. Contienen azúcares añadidos y, desde mi punto de vista, no son más sanos ni más nutritivos que hacer en casa una papilla de copos de avena o hervir arroz.
  • Las frutas en la papilla se introducen de una en una: manzana, plátano, pera y naranja. Evitar introducirlas en zumos, mejor trituradas. Las frutas más alergénicas (fresa, piña, frambuesa, mora, melocotón o papaya) se retrasarán, dándoles pequeñas dosis para comprobar si existe reacción alérgica. A los dos años ya deberían haberse probado casi todas, incluida la piña, si no ha producido ninguna reacción alérgica.

Alimentación complementaria. Introducción de la fruta. ¿cuándo puede comer piña un bebé?

  • Las verduras se recomiendan cocer unos 10 minutos y añadir una cucharada de aceite de oliva tras su trituración. Deben consumirse antes de las 24 horas tras su preparación y almacenarse en el frigorífico. Se postpondrán a partir de los 12 meses: espinacas, col, remolacha, coliflor, brócoli, lombarda, ajo, cebolla, espárragos o nabo.
  • Según la ESPGHAN , la primera carne a que se recomienda introducir es el pollo triturado en el puré de verduras. Se puede empezar con unos 20-30 gr/día hasta llegar a 40-50 gr/día a los 12 meses. Después se puede introducir el cordero y la ternera. El jamón de york puede introducirse a los 10 meses, el serrano a los 12 y el resto de embutido a partir de los 24 meses (riesgo de atragantamiento).
  • El pescado puede ser congelado o fresco. Se introduce primero el pescado blanco a los 10 meses y luego el pescado azul a los 15 meses. Se retrasará la introducción de pescados como el pez espada o el atún rojo por la posible toxicidad del mercurio.
  • El huevo (yema y clara) se recomienda introducir a los 10 meses cocido. Primero la yema (en el orden de un cuarto por semana) y posteriormente la clara de la misma manera.
  • Las legumbres se ofrecen trituradas junto a la verdura hasta los 24 meses. A partir de los 2 años se podrán dar enteras.
  • La leche de vaca se puede administrar después de los 12 meses. El yogur puede introducirse sobre los 8 meses.

Tabla de introducción de los alimentos por meses. Alimentación complementaria

 

 

En cuanto a la frecuencia, la OMS recomienda que los niños y niñas empiecen a recibir alimentos complementarios a los 6 meses, primero unas dos o tres veces al día entre los 6 y los 8 meses, y después, entre los 9 a 11 meses y los 12 a 24 meses, unas tres o cuatro veces al día, añadiéndoles aperitivos nutritivos una o dos veces al día, según se desee.

Y nuestra recomendación final, no solo para la alimentación complementaria sino para la alimentación en general, es siempre fomentar que el niño coma a la vez que la familia: favorece el aprendizaje por imitación, crea vínculos con los comensales y relaciona el momento de la comida con un momento especial, y es una ocasión ideal para fomentar buenos hábitos alimentarios. Y ya sabéis, lo mejor es predicar con el ejemplo: si los padres y madres comen sano y disfrutan de la comida, es más probable que los niños coman de forma saludable.

FUENTES:

https://journals.lww.com/jpgn/Fulltext/2017/01000/Complementary_Feeding___A_Position_Paper_by_the.21.aspx

http://www.who.int/maternal_child_adolescent/topics/newborn/nutrition/comp_feeding/es/

Anita tecuida

Anita tecuida

Aún no soy mami, pero tengo muchos peques a mi cargo!
Trabajo como enfermera pediátrica en el Hospital Infanta Sofia
Desde que finalicé la carrera, no he parado de formarme, sobre todo en las áreas de enfermería pediátrica, neonatos y urgencias pediátricas.
Además, soy formadora en una empresa dedicada a la inserción laboral.
Lo que más me gusta es poder ayudar a los padres y las madres con consejos sobre los bebés.
Anita tecuida
1 Comment
  • liz
    diciembre 11, 2018 at 8:35 pm

    Hola, te cuento un secreto, a mi hijo pequeño el kiwi le encanta, tiene dos años recien cumplidos y a veces lo pide él mismo “wiwi” en su idioma… claro. Y tanto a él como a su hermano mayor les encanta también el bizcocho de plátano (al que a veces, como en esta ocasión, le añado un poco de chocolate por encima). Os dejo la receta porque es éxito seguro con niños de por medio, por ejemplo para desayunar es una opción perfecta…

Post a Comment