Deporte en el embarazo, ¿Puedo hacer deporte estando embarazada?
deporte en el embarazo natacion

Deporte en el embarazo. Todo lo que necesitas saber.

El deporte en el embarazo puede resultar controvertido para la mayor parte de la gente, principalmente si pensamos que puede implicar complicaciones para el bebé. La preocupación es comprensible pero, ¿está justificada? Muchos estudios y varias deportistas de alto nivel han demostrado que estar embarazada no implica una vida sedentaria. De hecho, la práctica de ejercicio físico supone innumerables beneficios siempre y cuando se tomen ciertas precauciones.

Efectos positivos del deporte en el embarazo sobre los problemas más comunes

Una de las principales razones que puede llevarnos a hacer ejercicio es el deseo de no engordar excesivamente. Como ya os contamos en otros artículos, durante el embarazo el peso de la mujer aumenta naturalmente unos 12-13 kilos. Es muy importante no superarlos pues se estima que hasta un 40% del sobrepeso causado por el embrazo puede conservarse tras el parto. El deporte nos permitirá no sobrepasar esta barrera.

Además, especialmente durante el tercer trimestre, el ejercicio físico adaptado permitirá el mantenimiento de la musculatura. El efecto combinado de limitar el exceso de peso y mantener más firme la musculatura prevendrá dolencias bastante comunes en esta etapa del embarazo como la lumbalgia.

Pero éste no es el único beneficio del deporte. Ejercicios tan simples como salir a caminar favorecen la circulación, reduciendo el riesgo de varices y la formación de edemas dolorosos.

deporte en el embarazo salir a caminar

Salir a caminar es un buen deporte en el embarazo. Gracias a Omar Lopez por la preciosa foto.

Todo ello unido su conocido efecto anti-depresivo, hace del deporte la mejor manera de mantener una cierta autonomía a lo largo de todo el embarazo.

Y el bebé, ¿puede resultar peligroso el deporte en el embarazo?

No, no hemos olvidado que el principal motivo por el que la mujer cesa toda actividad cuando queda embrazada es por el miedo a dañar al feto. Sin embargo, siempre y cuando se respeten ciertas consignas que veremos más adelante, el deporte en el embarazo moderado no supone ningún riesgo para el bebé y sobre todo -aprovechamos para desmentir un mito- no acelera el parto ni aumenta el riesgo de tener un bebé prematuro. En cuanto a la mamá, ningún cambio durante el parto: no será ni más largo ni más doloroso (Ni menos, desgraciadamente, aunque tener una buena forma física ayudará a la mujer en el momento del parto).

Entonces ¿Qué deportes podemos practicar y cómo?

En primer lugar, debemos olvidarnos del rendimiento y solo pensar en el placer. ¡Ya habrá tiempo de competir!

Por supuesto, ningún deporte de riesgo como paracaídas o deportes con alto peligro de impacto, como patinaje o esquí; nada de deportes de contacto, como fútbol, baloncesto o balonmano ni deportes de combate como boxeo o karate. Hay que contentarse con deportes más calmados: es recomendable salir a correr durante los primeros meses de embarazo por terrenos conocidos y sin obstáculos, siempre con buena visibilidad. Estas carreras se transformarán poco a poco en paseos pero es recomendable crear el hábito desde el principio.

deporte en el embarazo yoga

Practicar Yoga en el embarazo tiene incontables beneficios. Gracias Materna Yoga por la imagen

Las actividades de “cardio” en sala como la bicicleta estática, la elíptica o el remo son adecuados y ayudan, sobre todo, en el objetivo de mantenimiento de peso. La musculación moderada puede ser beneficiosa pero en este caso necesitaremos el consejo de un profesional.

Posiblemente, uno de los mejores deportes para una mujer embarazada sea la natación. Dependiendo de nuestro nivel de partida, los primeros meses podremos realizar varios largos. Poco a poco iremos disminuyendo en cantidad y en ritmo, para terminar con simples paseos bajo el agua, en los últimos meses. Otro deporte en el embarazo muy recomendando es el Yoga para embarazadas. Este deporte está especialmente indicado para aliviar las molestias físicas típicas de esta etapa, fortalecer el suelo pélvico, cuidar de tu cuerpo (y del de tu bebé) y aprender a respirar de manera beneficiosa para los dos. A través de los estiramientos y asanas de Yoga, aprenderás técnicas muy útiles para el momento del parto. En Madrid existe un maravilloso centro de bienestar para las mamás y bebés, MATERNA YOGA. Nosotros organizamos un desayuno informativo sobre maternidad consciente y nos encantó el ecosistema de paz y conexión que han creado estas tres mujeres emprendedoras, Bea, Vito y Jeni. Además, podrás continuar practicando yoga después del parto en las clases de Yoga para mamás y bebés. 

deporte en el embarazo. Materna Yoga

Centro de Materna Yoga en Madrid

 

En cuanto a la frecuencia, no debemos nunca exceder las 7 horas semanales. Por debajo de esta cifra, la frecuencia dependerá de nuestro nivel de actividad antes de estar embarazadas. Si hay cualquier complicación, especialmente durante los primeros meses, se deberá consultar con el médico si es conveniente o no mantener la práctica de ejercicio físico.

Si aún sigues teniendo dudas, nos resulta muy interesante el caso de Jessica Ennis-Hill, una atleta británica que ganó el oro en el mundial de Pekín en la prueba heptalón ( 100 metros vallas, salto de altura, de longitud, lanzamiento de peso, de jabalina, 200 metros lisos y 800 metros) solo 13 meses después de dar a luz y nos dejaba esta frase: “Si en marzo, cuando estaba luchando para recuperar mi forma física, me hubieran dicho que en agosto iba a ser campeona del mundo, no me lo habría creído

Este ejemplo es una de las pocas deportistas de élite que deciden compaginar maternidad y competición. La mayoría esperan a retirarse antes de ser madres, por miedo a alterar sus carreras deportivas. En nuestro país tenemos maravillosos ejemplos de deportistas que han sido madres manteniendo su nivel de competición o incluso mejorando sus resultados, como la nadadora paralímpica Teresa Perales, la regatista Marina Alabau, la atleta Natalia Rodríguez y las piragüistas Teresa Portela y Maialen Chourraut, por ejemplo. Os dejamos este artículo de El País por si queréis saber más información.

Belén Hidalgo

Belén Hidalgo

Ingeniera aeroespecial diseñando leyes de control de vuelo en Airbus. Además, soy jugadora de baloncesto y amante del chocolate y el arco iris. Estoy empeñada en despertar en l@s niñ@s la pasión por la ciencia que hace ya mucho tiempo mis padres me transmitieron. Enseñemos a los peques a volar!
Belén Hidalgo
10 Comments
  • Colorsandia
    marzo 9, 2018 at 5:06 pm

    Yo seguí haciendo deporte con prudencia durante el embarazo. Evité deportes de contacto pero seguí con spinning hasta los 5 meses y pilates hasta los 7. Yoga y natación hasta el parto. Controlando mucho las pulsaciones. En contra de lo que podría parecer a mí me suben muy poco las pulsaciones en rutinas de entrenamiento de piernas. No sé si fue por eso pero tuve un embarazo fantástico.

  • Mamá toda la vida
    marzo 9, 2018 at 5:43 pm

    Muy interesante. En mis embarazos no practique ningún tipo de ejercicio y eso cuando quiera recuperar tu peso se nota. Gracias por compartir ?

  • Bea Ferriz
    marzo 12, 2018 at 8:21 am

    A mí me parece muy importante hacer ejercicio durante el embarazo. Yo lo hice en los dos. El primero natación y yoga y el Segundo esferofinamia y también natación. Y la verdad es que me ayudaron mucho a sentirme bien.

    • Adminbebup
      marzo 13, 2018 at 1:17 pm

      Qué bien!!! nos alegramos de que te hayan ayudado!!

  • Mamacuchufleta
    marzo 12, 2018 at 1:06 pm

    En mi primer embarazo hice deporte hasta casi los 7 meses, sobretodo pilates y elíptica, lo hacía a menos intensidad que habitualmente, pero me venía genial, me sentía muy activa, después me lo prohibieron por una anemia. En este segundo embarazo, tengo una anemia tan brutal que a parte de tener prohibida cualquier actividad que suponga un mínimo esfuerzo, yo no tengo enegianoaa absolutamente nada, pero lo echo tanto de menos…..

    • Adminbebup
      marzo 13, 2018 at 1:15 pm

      Jo, pobre! ya habrá tiempo de hacer deporte, ahora a cuidarse mucho!!!

  • Silvana de Dulce Maternidad
    marzo 13, 2018 at 6:53 am

    En mi primer embarazo me fue fatal lo del ejercicio venia cansada del trabajo y con un sueño que me caía por las esquinas, pero sin duda el practicar natación o hacer yoga me hubiera ido genial, Ahhhh! si hacen un evento en Barcelona me avisan eh! 🙂 Un abrazo!

    • Adminbebup
      marzo 13, 2018 at 1:13 pm

      Es complicado sacar tiempo y energías para llevar una vida deportiva regular, por eso centros como MaternaYoga te ayudan a ser más regular, te ofrecen una tribu donde te sentirás super cómoda. Cuando hagamos algo en BCN, te avisaremos sin duda! gracias por comentar.

  • Virginia
    marzo 15, 2018 at 11:12 am

    El deporte es sano y bueno siempre adaptado a cada persona. Andar es muy importante. Genial el post.

  • Lulyladelaluzenlalluvia
    marzo 15, 2018 at 11:51 pm

    Es súper importante no dejarnos pero hacer el deporte con cuidado y siempre bien asesorada. Gracias por el post

Post a Comment