Náuseas en el embarazo: Trucos para frenarlas + guía rápida descargable
náuseas en el embarazo

Náuseas en el embarazo: 3 trucos basados en ciencia para lidiar con ellas

Embarazo y náuseas van de la mano. Por desgracia…

Es posible que te hayan dicho que las náuseas en el embarazo van a estar ahí y que es inútil tratar de luchar contra ellas. Sin embargo, la ciencia más actual dice lo contrario: es posible combatirlas si sabes cómo.

El problema de las náuseas, además del malestar evidente, es que dificultan que te alimentes como deberías. Y es posible que no lo sepas pero la alimentación durante el embarazo es un momento clave para “programar” una buena salud en tu futuro hijo. Y merece la pena aprovecharlo.

Por eso, en este artículo vamos a analizar 3 de las estrategias más populares para reducir sus efectos y, en algunos casos, acabar con ellas.

¿Preparada? ⬇️

En este artículo encontrarás:

nauseas en el embarazo

Presiona la imagen y descárgatela para tenerla siempre contigo

LA PREGUNTA: ¿HASTA CUÁNDO TENDRÉ NÁUSEAS?

Es una pregunta muy común y al mismo tiempo delicada porque puede ser desalentadora.

Lo primero, decirte que la mayoría de mujeres embarazadas las sufren (hasta un 70-80%) pero la duración es diferente en cada caso (fuente):

  • Para el 60% de embarazadas, las náuseas desaparecen en el ecuador del embarazo, sobre la semana 18.
  • A partir de la semana 24, sólo un 15% de mujeres las siguen sufriendo.

Es decir, lo más probable es que tengas que lidiar con ellas la mitad de tu embarazo, así que más vale estar preparada para hacerles frente, ¿no crees?

Tal vez te estés preguntando… ¿Y es posible no tener náuseas durante todo el embarazo? Sí, lo es.

Algunas mujeres “afortunadas” no perciben ni rastro de ellas. Pero, por contrapartida, otras “menos afortunadas” pueden sufrirlas a lo largo de todo el embarazo.

En caso de pertenecer al primer grupo de privilegiadas que no tienen síntomas de náuseas, una advertencia:

Embarazo sin náuseas


Si durante las primeras semanas no has tenido náuseas, algunos estudios indican que podría deberse a un problema con la glándula tiroides (detalle). No tiene por qué ser tu caso (ni mucho menos), pero sería prudente que tu médico revisara bien que no hay valores fuera de lo normal en la analítica. Lo dicho, es poco probable, pero conviene asegurarse.

CAUSAS DE LAS NÁUSEAS EN EL EMBARAZO

Seguro que es algo que has pensado: ¿cuál es el origen de las náuseas durante el embarazo?

La realidad es que no hay una respuesta clara al respecto. Tenemos algunas hipótesis con cierta evidencia que podrían darnos pistas acerca de su origen. Entre las más populares, están:

  • Predisposición genética. Algunos estudios apuntan que los síntomas de las náuseas podrían pasar de madres a hijas. Dicho de otra forma, si tu madre tuvo náuseas en su embarazo es más probable que tú también las sufras.
  • Tamaño de la placenta. Mujeres con placentas más pequeñas parecen tener tasas mayores de náuseas y vómitos. Es habitual que las mujeres de mayor edad o que han pasado por varios embarazos, tengan placentas de menor tamaño y, por tanto, más probabilidades de tener náuseas.
  • Hormonas reproductivas. Durante el embarazo se incrementa la producción de hormonas reproductivas y algunos estudios apuntan a que sus ciclos guardan cierta relación con la aparición de náuseas y vómitos.

Como te decía, estas son posibles causas de las náuseas que más se han estudiado, pero no está del todo claro el origen evolutivo de éstas (es decir, para qué son útiles).

causa nauseas embarazo

descarga esta imagen y llévala siempre contigo

causa náuseas embarazo

NÁUSEAS Y SEXO DEL BEBÉ: ¿QUÉ HAY DE CIERTO?

Existe cierta creencia de que, dependiendo de lo severas que sean tus náuseas, podrías predecir el sexo de tu bebé. ¿Mito o realidad? Veamos:

En primer lugar, no hay demasiados estudios analizando esta teoría y, los pocos que hay, encuentran resultados contradictorios.

Este estudio del año 99 en la revista The Lancet, apuntaba que las mujeres con náuseas matutinas más severas tenían más probabilidades de estar embarazadas de una niña.

Por su parte, este otro estudio del año 2013 que analizó 2.450 nacimientos, parecía indicar que las mujeres que habían dado a luz a un niño, habían tenido más episodios de náuseas y vómitos. Justo lo contrario que el anterior estudio…

En resumen, por mucho que te insista tu abuela, podríamos decir que no tenemos evidencia sólida que asocie las náuseas con el sexo del bebé.


nauseas embarazo niña

LOS 3 TRUCOS PARA AYUDARTE A FRENAR LAS NÁUSEAS

En la mayoría de casos, las náuseas no se producen en momentos puntuales sino que están presentes a lo largo de todo el día. Por eso son tan molestas…

Por suerte, no tienes por qué resignarte. Como te decía antes, diversos estudios han probado la eficacia de algunos métodos muy simples que podrías aplicar hoy mismo. En concreto, vamos a ver los 3 más populares y sencillos de implementar.

Sin más dilación, ¡vamos a ellos!

1.      COME MÁS A MENUDO

El motivo estrella en la aparición de las náuseas es dejar el estómago vacío demasiado tiempo. Dicho de otra forma, hacer las comidas demasiado espaciadas.

El por qué ocurre esto no está claro, pero lo cierto que se ha comprobado que aumentando la frecuencia de comidas las náuseas se reducen.

De hecho, esto mismo fue lo que le ocurrió a mi chica. Si pasaba algunas horas sin comer nada, aparecían las nauseas. ¿Qué hizo? Incluyó algunos snacks saludables entre comidas y las náuseas se redujeron notablemente.

Mi consejo: lleva siempre contigo algo de comida, vayas donde vayas. Puedes optar por frutos secos, fruta, queso o algo de fiambre, por ejemplo.

 Además de ayudar a reducir las náuseas, algunos estudios han apuntado que hacer más comidas al día ayuda a prevenir ciertos trastornos, como partos prematuros. En concreto, este estudio recomienda hacer, al menos, 4 comidas al día: desayuno, comida, cena y un snack adicional (almuerzo o merienda).

Esto es el mínimo, pero puedes hacer tranquilamente las 5 comidas típicas al día (las anteriores más otro snack) e incluso alguna más si fuera necesario. Obviamente, estas comidas adicionales serían de menor carga calórica que las principales.

trucos para nauseas embarazo

2.      REDUCE TEMPORALMENTE LAS GRASAS

Durante el embarazo, comer grasa saludable es fundamental para el correcto desarrollo del feto. Por ejemplo, una buena dieta debería contener a menudo pescados grasos, como el salmón, los huevos o el aguacate. Todos ellos son alimentos ricos en ácidos grasos saludables y con una gran densidad nutricional.

Sin embargo, en casos de náuseas severas, algunos estudios apuntan que podría ser buena estrategia priorizar alimentos con mayor contenido en proteína y menor cantidad de grasas, como el pescado blanco y carnes menos magras (pavo, pollo etc.).

Otra buena idea es incorporar con más frecuencia alimentos basados en carbohidratos, como el arroz o la patata, ya que se digieren más rápido y ayudan a absorber los nutrientes de los alimentos antes de que los puedas vomitar (algo habitual con las náuseas severas).

Pero ojo, esto no quiere decir que descartes los alimentos ricos en grasa que te comentaba. Simplemente que reduzcas su consumo y priorices los que te propongo. Y, cuando las nauseas desaparezcan, vuelve a introducirlos en tus platos a menudo.

trucos frenar nauseas

3.      HAZ USO DEL LIMÓN Y DEL JENGIBRE

Tanto el limón como el jengibre han demostrado tener cierto efecto reductor en las náuseas. Así lo ponen de manifiesto algunos estudios, como este o este. La evidencia no es aplastante, pero merece la pena probar por el poco riesgo que suponen.

En el caso del limón, parece que el efecto se percibe al momento, tras inhalar su aroma. ¿Cómo llevarlo a la práctica? Tan sencillo como esto: cuando empiecen las náuseas, corta un limón por la mitad e inhala hasta que se reduzcan.

No está claro si también ayuda a prevenirlas, pero si las náuseas te suelen llegar en un momento concreto del día, puedes probar a inhalarlo antes.

Aunque no hay evidencia al respecto, también puedes optar por tomar algo de limón exprimido en una infusión, si tu estómago te lo permite.

En este sentido, también te puede ser útil añadir jengibre a tus infusiones. Las embarazadas que lo toman en los experimentos científicos lo suelen incorporar como suplemento en una cápsula, pero tú puedes optar por cualquier formato que te venga bien (infusiones, en polvo a alguna comida etc.).trucos nauseas embarazo

CONCLUSIÓN

El embarazo es un momento en el que experimentas muchos cambios físicos y psicológicos. Vives momentos únicos, como la primera ecografía o las primeras patadas del bebé en tu vientre, pero también momentos duros, como los cambios de humor, los cambios físicos o las náuseas.

Después de leer este artículo, ya sabes que eliminar las náuseas por completo es difícil, pero sí puedes reducir su efecto con los trucos que hemos visto.

Es posible que ninguno de ellos te funcione. Siento decirte eso, pero puede pasar… En este caso, te daría otra recomendación: intenta identificar en qué momentos aparecen las náuseas y trata de anticiparte a ellas. Por ejemplo, es posible que vengan por cansancio físico o por algún olor concreto que las desencadena. Anticípate antes de que esto ocurra y comprueba su efecto.

Te dejamos por aquí esta Guía rápida sobre las náuseas en pdf para que te la descargues y la lleves siempre contigo

Para terminar, espero haberte ayudado a que las náuseas no sean las protagonistas de tu embarazo y sí lo sean los momentos mágicos que antes te mencionaba.

Me despido con una rima: ¡un abrazo y feliz embarazo! 😊

 

Si te ha parecido útil lo que has encontrado en este artículo, tengo algo que te puede interesar. Accede ahora a esta Masterclass gratuita en la que descubrirás 5 secretos (que poca gente conoce) para optimizar tu salud y mejorar la de tu futuro bebé. Sólo tienes que pulsar el botón de abajo para acceder. Te veo dentro 😉

Padres Rebeldes

Padres Rebeldes

Albert Aguilar, investigador especializado en física médica reconvertido a emprendedor digital. Tras el nacimiento de su hijo Dani, decidió crear padresRebeldes, un Blog para madres y padres que quieren criar a sus hijos de forma diferente a la convencional.
Padres Rebeldes
No Comments
Post a Comment